LATEST UPDATES

jueves, 14 de septiembre de 2017

BOMBERO BANI

ANI, Peravia.- Los beneméritos Cuerpos de Bomberos Civiles de la provincia Peravia, compuestos por hombres y mujeres que se desvelan por cuidar la vida y proteger los bienes de los demás, luchan cada día porque se mejore las condiciones con las que operan y brindan sus servicios a la sociedad.
Según el decreto promulgado por el ex presidente Leonel Fernández el 28 de julio del 2006, el articulo 5 refiere que los cuerpos de bomberos “tienen como finalidad Salvaguardar la vida y los bienes de la ciudadanía frente a situaciones que representen amenaza, vulnerabilidad o riesgo, promoviendo la aplicación de medidas tanto preventivas como de mitigación, atendiendo y administrando directa y permanentemente las emergencias, cuando las personas o comunidades sean afectadas por cualquier evento generador de daños, conjuntamente con otros organismos competentes”.
Asi como en su artículo 6 dice que “los Cuerpos de Bomberos deberán contar con las siguientes condiciones para su funcionamiento:
Infraestructura y ambiente apropiados para el logro de sus fines.
Materiales, equipos y parque automotor adecuados y que se adapten a las condiciones y características de su área de atención”.
La realidad es que estas condiciones no son del todo dadas en los cuerpos de bomberos en la provincia Peravia.
Y es que para la mayoría de las personas o autoridades locales, los bomberos son solo un grupo de personas “sin oficios” que se dedican a pasar el tiempo sentados esperando que se incendie una vivienda y es ahí cuando se acuerdan que ese grupo adquirió conocimientos beneficiosos para mitigar siniestros y conservar la vida humana.
En la provincia existen tres cuerpos de bomberos el que está mejor equipado y habilitado en cuanto a su infraestructura ubicado en Bani, este cuenta con varios camiones, asi como ambulancia.https://1.bp.blogspot.com/-bKByN7tXeHA/V45BoW9T3pI/AAAAAAAAGgM/SUM8BWtTZb4M2DBmLufhiF2vRVMlmdj7ACLcB/w1200-h630-p-nu/Bomberos-de-Bani.jpg
El del municipio de Nizao, con local adecuado, pero con deficiencia en sus equipos, ya que no posee camión mucho menos ambulancia, solo cuenta con un grupo de hombres que trabajan con las manos en blanco.
Mientras que en distrito municipal de Pizarrete las precariedades son aun más evidentes, sus unidades donadas se mantienen a la intemperie, y una casita literalmente cayéndose es donde guardan los ajuares.
Las autoridades llamadas a velar por el excelente funcionamiento en su mayoría se hacen de la vista gorda, solo en tiempos de campaña se acuerdan, los que en su momento ejecutan acciones a favor.
Ser bombero, en una sociedad moderna, es una profesión honorable, revestida de dignidad y plena de amor al prójimo. Sin embargo, hay una realidad que lastima la conciencia: Desde su Fundación, los beneméritos cuerpos de bomberos civiles de la provincia, han navegado en el mar turbulento de las precariedades, siendo subvencionado por los ayuntamientos, sin recibir los recursos que merecen para cumplir con su misión.
Nuestros bomberos son más que héroes, hacen magia para subsistir, y demuestran cada día su alta vocación de servicio.
Por: Linette del Rosario
Share This :

Publicar un comentario

 

Top